//Ley sobre “alimentos chatarra” debe considerar a padres de familia

Ley sobre “alimentos chatarra” debe considerar a padres de familia

La implementación de una ley que prohíba la venta a niños de alimentos ultraprocesados, deberá contar con el apoyo de las familias y escuelas para que obtenga buenos resultados en la disminución de los problemas nutricionales, advirtió la profesora investigadora de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Odette Pérez Izquierdo.

La especialista detalló que, según estadísticas del año 2012, la población infantil de Yucatán con​sobrepeso y obesidad en zonas urbanas era del 43.4 por ciento, mientras que en el medio rural la cifra era de 52 por ciento; sin embargo, se espera que actualmente esos porcentajes sean mayores, debido al aumento del sedentarismo que se vive en los últimos años.

“Los padres de familia muchas veces son con los que debemos trabajar y apoyar, para que puedan tener un mayor conocimiento de los temas alimentarios y puedan decidir una mejor dieta para los niños, ya que ellos son los que adquieren y proporcionan los alimentos en casa”, añadió la investigadora.

Al legislar sobre el consumo de alimentos ultraprocesados entre niños, dijo, también se debe crear una mejor conciencia en los padres de familia y en las cooperativas escolares, para ofrecer un menú saludable y que los gobiernos puedan monitorear que las acciones sean las correctas para la salud de los infantes.

Entre las principales afectaciones a los niños que consumen con regularidad alimentos ultraprocesados, conocidos como “alimentos chatarra”, se encuentran enfermedades crónicas degenerativas como diabetes e hipertensión, entre otras, así como problemas de salud que acarrean triglicéridos altos, destacó Pérez Izquierdo.

Indicó que en una propuesta de ley se deben abarcar a los niños preescolares, así como a los adolescentes en los niveles secundaria y bachillerato, ya que un gran porcentaje de la población presenta sobrepeso y obesidad.

Los niños y adolescentes con obesidad pueden recuperar un estado de salud óptimo con una sana alimentación, aprovechando la gran oferta de frutas de temporada que abundan en la región como son las naranjas, mandarinas, mango, papaya, plátanos, entre otras, subrayó.

Finalmente, recomendó que los niños y adolescentes con sobrepeso y obesidad acudan con profesionales en Nutrición, que pueden apoyar con la creación de una dieta saludable no restrictiva para los infantes y jóvenes, debido a que los mismos se encuentran en un proceso de crecimiento y desarrollo, lo que les permite con mayor facilidad tener un mejor estado físico.