//México es hogar de 138 especies de murciélagos

México es hogar de 138 especies de murciélagos

Los murciélagos son animales nocturnos usualmente incomprendidos e injustamente odiados o temidos. No obstante, su función en la naturaleza es de suma importancia para la salud de los ecosistemas y por lo tanto para el bienestar de los seres humanos. En el mundo hay más de 1300 especies de murciélagos y México es hogar de 138 de ellas: cerca del 10% de la diversidad mundial.

Por tercera vez en 48 años, la Sociedad Norteamericana para la Investigación de Murciélagos (NASBR, por sus siglas en inglés) se congrega en nuestro país. Del 24 al 27 de octubre, en Puerto Vallarta, México, científicos nacionales e internacionales especializados en murciélagos exponen investigaciones y proyectos sobre diferentes temas como ecología, morfología, genómica, técnicas de monitoreo, comunicación animal y conservación de estos mamíferos voladores.

La CONANP destacó la diversidad de murciélagos en México, que dentro de 12 Áreas Naturales Protegidas ofrecen servicios ecosistémicos que proveen como la polinización, el control de plagas y la dispersión de semillas asimismo, dio a conocer las acciones que lleva a cabo para conservar a estos pequeños mamíferos alados.

Reiterando el compromiso expresado a principios de 2018, el Santuario Cueva de la Boca, podría ser una realidad antes de finalizar la actual administración.

Esta cueva alberga una población de cerca de 3 millones de murciélagos guaneros (Tadarida brasiliensis), los cuales cada noche se alimentan de insectos. Los servicios ambientales que brinda esta población de murciélagos insectívoros son de gran beneficio para las comunidades y productores de la región, debido a que, al alimentarse de gran cantidad de insectos, controlan sus poblaciones y evitan plagas. Al conservar esta población, se estarán ahorrando muchas toneladas de insecticidas que, de otra manera, llegarían al medio natural para tratar de acabar con diversas plagas agrícolas.

Además del tamaño de esta colonia y los servicios ecosistémicos que los murciélagos ofrecen, la cueva de La Boca es un refugio prioritario para la conservación de esta especie porque las hembras la utilizan en verano con fines reproductivos, así como durante el desarrollo y crecimiento de sus crías, las cuales después de sólo unos meses se independizan de su madre.

Con la finalidad de divulgar y mostrar a las personas la importancia de estos mamíferos en los ecosistemas, la NASBR y la CONANP pretenden acercar al público el conocimiento generado a partir del estudio de los murciélagos, a través de una exposición que se montó en el malecón del puerto.

Al decretarse como Área Natural Protegida de carácter federal, el Santuario Cueva de la Boca asegura la protección de una colonia de murciélagos que diariamente beneficia tanto a los humanos como al ecosistema. Además, este decreto es un incomparable instrumento para la educación ambiental, tanto de la población local como de los capitalinos regiomontanos, debido a que la cueva de La Boca se ubica a unos cuantos kilómetros de la ciudad de Monterrey.

El murciélago vampiro común (Desmodus rotundus) es la más común de las 3 especies de murciélagos que se alimentan de sangre. Gracias a una sustancia encontrada en su saliva se sintetizó un medicamento importante para disolver coágulos de sangre relacionados y así tratar problemas como la trombosis.
Hembra preñada del murciélago tequilero (Leptonycteris yerbabuenae).
En la Reserva de la Biosfera del Pinacate y Gran Desierto de Altar en Sonora, México se reúnen de 100 mil a 300 mil hembras para dar a luz en la misma cueva.
El falso vampiro es el murciélago más grande del continente americano, solo habita bosques maduros en buen estado de conservación. Se alimenta de pequeños vertebrados como ratones o aves hasta del tamaño de una paloma. Foto Ivar Vleut/Alma Moreno