//Yucatán y Quintana Roo suman esfuerzos para salir adelante ante las afectaciones por las tormentas tropicales “Amanda” y “Cristóbal”

Yucatán y Quintana Roo suman esfuerzos para salir adelante ante las afectaciones por las tormentas tropicales “Amanda” y “Cristóbal”

El Gobernador Mauricio Vila Dosal sostuvo un encuentro con el Gobernador de Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín González, con quien compartió los avances en la evaluación de daños, así como las experiencias de Yucatán con el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).

-En ese sentido, los Gobernadores determinaron implementar acciones conjuntas para llegar al Gobierno Federal y exponer las necesidades de los yucatecos y quintanarroenses.

-También, estarán impulsando un proyecto de integración y promoción turística regional y la homologación de los protocolos para esta actividad, a fin de impulsar la reactivación económica de ambas demarcaciones.

El Gobernador Mauricio Vila Dosal sostuvo un encuentro con el Gobernador de Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín González, con quien acordó sumar esfuerzos para la gestión de más recursos y la implementación de estrategias conjuntas que permitan a ambos estados y su gente recuperarse de los estragos que dejaron a su paso las tormentas tropicales “Amanda” y “Cristóbal”.

 

En rueda de prensa, Vila Dosal y Joaquín González informaron que durante esta reunión interestatal los Gobernadores compartieron sus avances en la evaluación de daños, así como sus experiencias con el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), por lo que determinaron que estarán trabajando de la mano para respaldar a las familias yucatecas y quintanarroenses afectadas para que puedan salir adelante lo antes posible.

 

Como parte los acuerdos a los que se llegó, se informó que buscarán exponer ante la Federación las condiciones que enfrentan Yucatán y Quintana Roo tras las inundaciones derivadas de estos fenómenos climatológicos, así como la necesidad de que los criterios del Fonden sean mejorados y se adecúen a la realidad que se vive en estos estados, a fin de que realmente se pueda apoyar a las personas a recuperarse de sus pérdidas.

 

De igual manera, acordaron seguir compartiendo experiencias y sumando fortalezas para impulsar una reactivación económica más rápida donde prevalezca el cuidado de la salud. De forma específica, en materia de turismo, se estará trabajando en la integración de ambos productos turísticos en un proyecto de promoción regional para impulsar a este sector en los dos estados; así como en la construcción de protocolos sanitarios que permitan regresar a esta actividad de una forma segura y ordenada.

 

Al hacer uso de la palabra, el Gobernador quintanarroense, Carlos Manuel Joaquín González, señaló que igual en Quintana Roo el apoyo del Fonden ha sido negado a la mayor parte de la población debido a que las afectaciones en las viviendas, vialidades y carreteras ocasionadas por las tormentas tropicales no concuerdan con lo dispuesto en las reglas de operación de este esquema.

 

“Los sistemas de evaluación que usan no van de acuerdo a lo que la gente está pasando en los municipios de Quintana Roo porque nos están pidiendo daños estructurales que se originan por temblores o huracanes, no para inundaciones, como es nuestro caso, y como no concuerda nos ha sido negado el apoyo en la mayoría de los aspectos”, señaló.

 

De igual forma, Joaquín González indicó que el campo, que es el rubro más afectado por los fenómenos meteorológicos, ha sido completamente desatendido por el Fonden pues, así como le dijeron a Yucatán, lo agrícola no se encuentra considerado para la ejecución de recursos a través de este Fondo, dejando desamparados a miles de campesinos en esta entidad.

 

Por ello, resaltó que el Fonden es un esquema que, aunque urge que sea mejorado, no debe desaparecer, sino que tiene que incluir más fortalezas que permita acceder a todos los estados y municipios a estos recursos para que puedan salir adelante en caso de desastres naturales.

 

“Tiene que ser un Fondo que apoye a los que lo necesitan y para ello tienen que ser mejoradas sus reglas de operación porque significa una oportunidad para que la gente recupere la infraestructura que ha perdido por algún fenómeno, como nos pasó a nosotros”, recalcó.

 

El Gobernador quintanarroense destacó la oportunidad de trabajar en conjunto con el Gobernador Mauricio Vila Dosal en la búsqueda de mecanismos que ayuden a la recuperación de los daños que han dejado las tormentas tropicales en ambas demarcaciones, especialmente ante la falta de respuesta por parte del Gobierno Federal ante las afectaciones que están sufriendo los pobladores de Yucatán y Quintana Roo.

 

En ese sentido, Joaquín González agradeció a Vila Dosal su disposición para encontrar juntos las vías de llegar al Gobierno Federal, dando a conocer la realidad que se vive en nuestras demarcaciones.

 

Por su parte, el Gobernador Mauricio Vila Dosal indicó que, al momento, en Yucatán se estiman daños de alrededor de 4,200 millones de pesos y señaló que el rubro más golpeado fue el campo, ya que ha registrado la pérdida total del 85% de los cultivos de todo el estado, es decir que se perdieron 95,000 hectáreas con un valor comercial de su producción de 2,062 millones de pesos. Además, de que 9 de cada 10 personas afectadas produce para el de autoconsumo y el 60% pertenece a la comunidad maya.

 

Asimismo, Vila Dosal detalló que se han reportado afectaciones en 16,861 viviendas, lo que representa alrededor de 1,686 millones de pesos; en el tema de infraestructura vial se consideran daños de 237 millones de pesos; en carreteras se calculan pérdidas de 153 millones de pesos; Mientras que, en infraestructura educativa y deportiva se registraron daños por 55 millones de pesos; así como 31 millones de pesos en daños a áreas naturales protegidas, y 6.5 millones de pesos en infraestructura de salud.

 

Ante esto, el Gobernador recordó que Yucatán aplicó para el Fonden y explicó que este Fondo cuenta con 2 momentos, que son el Fondo de Emergencias, donde calificaron 64 municipios del estado para recibir apoyo en despensas, láminas, insumos de limpieza, herramientas para limpieza, entre otras cosas; y, por otro lado, se declaró como zona de desastre a 75 municipios que entran a la evaluación de los daños en materia de infraestructura.

 

Vila Dosal recordó que, al ser el tema del campo uno de los sectores más afectados, el Gobierno del Estado solicitó al Fonden que se incorporará dentro de los Subcomités de Evaluación de Daños un subcomité para el tema agrícola, lo cual de acuerdo a las reglas de operación sí es posible, pero fue rechazado alegando que este rubro no se encuentra contemplado para el apoyo.

 

No obstante, como se ha dicho, en el artículo 12, numeral I, párrafo 3, de las reglas generales del Fonden, se indica que se permite constituir subcomités con denominaciones distintas, siempre y cuando su objetivo sea la cuantificación y evaluación de los daños ocasionados por un Fenómeno Natural Perturbador y para la realización de acciones cuyo sector, infraestructura o concepto esté previsto en las Reglas o en los Lineamientos de Operación, por lo que sí es factible instalar un Subcomité de Infraestructura Agrícola, cuya función sería evaluar los daños que se causaron este rubro.

 

Entonces, el Fonden canalizó la atención a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), sin embargo, esta dependencia federal alegó que el Fondo de Cambio Climático y Contingencias se encuentra en ceros y no existen los recursos para apoyar al estado en la materia, dado que en el presente ejercicio fiscal no se opera este esquema, ni el componente de atención a siniestros u otra estrategia que estuviera alineada a lo que se menciona en las reglas de operación de este Fondo.

 

Ante esta situación, Vila Dosal pidió a través de un oficio al titular de la Sader, Víctor Villalobos Arámbula que, ante la imposibilidad de atender la emergencia con recursos propios para desastre naturales, la dependencia federal solicite al Fonden los recursos necesarios para solventar este apoyo, a lo que se no se ha recibido respuesta alguna.

 

Lo anterior se realizó en términos de lo dispuesto en el artículo 23 del Acuerdo por el que se emiten las Reglas Generales del Fondo de Desastres Naturales, que ya fue solicitado. En este artículo se estipula que la Sader se encuentra facultada para solicitar apoyo del Fonden cuando los recursos del Programa de Atención a Contingencias Climatológicas se encuentren ejercidos en su totalidad o resulten insuficientes.

 

Cabe recordar que, aunado a ello, este año, el Gobierno Federal canceló el seguro catastrófico de Yucatán, el cual permitía apoyar a los pequeños productores con sus cultivos en caso de que se vean afectados por efectos climatológicos como sequías, vientos, trombas, inundaciones o huracanes; por lo que este año, los hombres y mujeres de campo no cuentan con ese respaldo, quedando aún más desamparados ante las afectaciones sufridas. En los últimos 15 años se aseguraban las cosechas de todo el país mediante un programa del Gobierno federal, donde la Federación ponía el 80% de los recursos y los Gobierno estatales ponían el 20%.

 

Al continuar con su mensaje, Vila Dosal señaló que “Cristóbal” y “Amanda” también dejaron muchas afectaciones en las viviendas, sin embargo, prácticamente todas las solicitudes en la materia están siendo rechazadas, ya que las reglas de operación de este Fondo están hechas, prácticamente, solo para huracanes y terremotos, pues al no presentar las casas daños estructurales son descartadas y dejadas sin apoyo, además que la realidad de los municipios dista mucho de los daños de lo que se establece en los criterios.

 

En ese sentido, el Gobernador indicó que ha solicitado que estas afectaciones puedan entrar en un ámbito que contempla el Fonden como daños menores, donde pueden entregarles entre 6 y 12 mil pesos a cada vivienda para poder hacer sus reparaciones eléctricas, o la restitución de materiales que se hayan humedecido o la recuperación de artículos que hayan perdido, pero de nueva cuenta no se ha recibido respuesta a esta propuesta.

 

“Sin duda, el Fonden tiene que permanecer, pero debe actualizar y mejorar sus métodos y criterios y lo que queremos es que puedan entender la situación por la cual estamos atravesando y, de alguna manera, ir buscando los mecanismos para que podamos ir recuperando, poco a poco, lo que hemos perdido”, añadió.

 

Sobre este mismo tema, Vila Dosal dijo que presidentes municipales, tanto de Yucatán como de Quintana Roo, no han estado de acuerdo con las evaluaciones que el Fonden ha estado haciendo en materia de vivienda, calles y carreteras, pues alegan que las normas de operación no están hechas para la realidad de esta región del país, lo que les ha ocasionado que se les niegue casi todo el apoyo solicitado para sus municipios.

 

Sobre la recuperación económica, el Gobernador resaltó que la reactivación que se está dando en Yucatán también está ligada a la de Quintana Roo, para ello se decidió trabajar de manera conjunta en la reapertura a la actividad turística para hacer que el turista que venga a la Península de Yucatán, en temas de protocolos sanitarios, no distinga cuando está en Quintana Roo y cuando está en territorio yucateco

 

“Hoy de lo que se trata es de trabajar de manera coordinada, de aprovechar las mejores experiencias, no solamente las que se han dado en otros lugares del mundo, sino también las que estamos viviendo de manera regional”, agregó Vila Dosal.

 

Por último, el Gobernador agradeció la disposición Joaquín González de trabajar en coordinación para lograr hacer las gestiones que nuestros estados necesitan para hacer esta recuperación de la tormenta “Cristóbal” y avanzar hombro con hombro para poder tener una reactivación económica que sea rápida, pero que sea segura para los habitantes de Quintana Roo y de Yucatán.

 

En la reunión interestatal también participaron los titulares de las Secretarías General de Gobierno, María Fritz Sierra; de Fomento Turístico, Michelle Fridman; de Desarrollo Social, Roger Torres Peniche; y de Desarrollo Rural, Jorge Díaz Loeza, quienes están trabajando de forma conjunta con sus pares del Gobierno de Quintana Roo, los secretarios de Gobierno, Arturo Contreras Castillo, y de Desarrollo Agropecuario y Pesca, Luis Torres Llanes, así como el subsecretario de Planeación y Desarrollo Turístico del Estado, Andrés Gerardo Aguilar Becerril.